Saltar al contenido

Cómo vencer el insomnio

Los hábitos de sueño correctos pueden ayudar mucho a conseguir la calidad y la cantidad de sueño que necesita para sentirse descansado durante el día. Pero si todavía está luchando contra el insomnio que interfiere con su vida diaria -a pesar de que haya ajustado su rutina de dormir y se haya alejado de los perturbadores del sueño como la cafeína, el alcohol y los aparatos electrónicos- entonces puede ser el momento de hablar con un médico. El insomnio es tratable, pero cada persona responde de manera diferente a los diferentes enfoques. Pregunte a su médico sobre algunos de estos métodos comunes.

Ejercicios de relajación

No necesitas un médico para intentar ejercicios de relajación, como la relajación muscular progresiva. Tensar y relajar sistemáticamente los músculos de diferentes partes del cuerpo, gradualmente, desde la cabeza hasta los pies, puede ayudar a calmar el cuerpo y prepararse para el sueño. También puedes probar con ejercicios de respiración, meditación o imágenes guiadas.

Establecer reglas estrictas de sueño

Acostarse en la cama despierto puede contribuir al insomnio creando una asociación poco saludable entre su dormitorio y el estar despierto. Comprométase a levantarse de la cama cada vez que haya estado despierto durante 20 minutos o más, y luego vaya a una parte diferente de su casa para “reiniciar” con una actividad de descanso diferente antes de intentarlo de nuevo. Del mismo modo, considere la posibilidad de restringir sus horas de sueño. Por ejemplo, acuéstese a las 10:00 pm y despiértese a las 6:00 am, sin importar el tiempo que haya pasado durmiendo. La lógica: Si te vas a la cama a las 10:00pm, das vueltas hasta la medianoche, y luego duermes hasta las 8:00am, es probable que repitas el patrón noche tras noche.

Ver a un terapeuta

Las continuas luchas de sueño pueden meterse en tu cabeza, alimentando miedos y creencias malsanas sobre el sueño. Dicho de otra manera: Cuanto más luchas contra el insomnio, más te preocupas por tu insomnio, y esa preocupación engendra más insomnio. La terapia cognitivo-conductual consiste en combinar comportamientos concretos, como fijar horas de dormir y de levantarse regularmente, con la práctica de un pensamiento positivo y racional. Aunque se puede hacer en persona o en línea, se ha demostrado que una sola sesión semanal en línea ayuda a las personas con insomnio a mejorar la calidad de su sueño en sólo seis semanas.

Hable con su médico acerca de los medicamentos

Cuando nada más funciona, las ayudas o suplementos para dormir como la melatonina, con o sin receta, pueden ayudar con el insomnio. Pero siempre es mejor hablar con un médico antes de tomar cualquier ayuda o suplemento para dormir.