Saltar al contenido

El sistema secreto de regulaci√≥n del sue√Īo de tu cuerpo

Si no est√°s ya familiarizado con el sistema endocannabinoide, ¬°no es sorprendente! Los cient√≠ficos no sab√≠an que este importante sistema biol√≥gico exist√≠a hasta hace unos treinta a√Īos. Resulta que el cuerpo tiene todo un aparato basado en compuestos muy similares a los que se encuentran en la planta de cannabis. Y tiene una poderosa influencia en nuestra salud, y en c√≥mo pensamos y sentimos a lo largo del d√≠a. El sistema endocannabinoide tambi√©n juega un gran papel en la regulaci√≥n del sue√Īo, y puede tener un efecto significativo en c√≥mo so√Īamos.

He estado escribiendo peri√≥dicamente acerca de c√≥mo la cannabis interact√ļa con el cuerpo en el √°mbito del sue√Īo, el estado de √°nimo, la cognici√≥n y la salud, y c√≥mo la cannabis y sus componentes activos son cada vez m√°s vistos, estudiados y utilizados por sus propiedades terap√©uticas, para tratar los trastornos del sue√Īo y una serie de problemas de salud. Un importante mecanismo mediante el cual la cannabis realiza su labor terap√©utica en el cuerpo humano es por su interacci√≥n directa con este sistema. Por lo tanto, vamos a ver m√°s de cerca c√≥mo funciona.

¬ŅQu√© es el sistema endocannabinoide

Es un sistema que permite la se√Īalizaci√≥n entre diferentes tipos de c√©lulas, con el fin de regular toda una gama de actividades en el cuerpo. El sistema endocannabinoide est√° compuesto por varias partes:

  • Compuestos similares a los cannabinoides que se encuentran en la cannabis, conocidos como cannabinoides end√≥genos
  • Receptores celulares que interact√ļan con esos cannabinoides end√≥genos, de muchos tipos de c√©lulas en diferentes lugares del cuerpo
  • Enzimas que producen y liberan cannabinoides end√≥genos, as√≠ como los descomponen despu√©s de haber hecho su trabajo

¬ŅCu√°l es ese trabajo, exactamente? ¬°Buena pregunta! Es una que los cient√≠ficos siguen trabajando para responder, casi 30 a√Īos despu√©s del descubrimiento inicial de la existencia de este sistema biol√≥gico. Esto es lo que sabemos: a un nivel fundamental, el sistema endocannabinoide es ayudar a mantener la homeostasis en el cuerpo. La homeostasis suena como una clase de biolog√≠a, ¬Ņverdad? Viene de la palabra griega para “constante”, y se refiere a la estabilidad y el equilibrio biol√≥gico que los seres vivos necesitan para sobrevivir y mantener la salud. Los cient√≠ficos han identificado este sistema como tal vez el m√°s importante para mantener el equilibrio en la funci√≥n fisiol√≥gica humana.

Para cumplir con su trabajo fundamental de mantener el equilibrio homeostático, el sistema endocannabinoide se involucra en muchos de los procesos fisiológicos del cuerpo, incluyendo:

  • Apetito
  • Metabolismo
  • Estr√©s, estado de √°nimo, actividad del sistema nervioso
  • Procesos cognitivos, incluyendo la memoria y el aprendizaje
  • Sue√Īo y mantenimiento de los ciclos sue√Īo-vigilia

Hasta la fecha se han identificado al menos seis cannabinoides endógenos. Estos son los cannabinoides que el cuerpo produce. Los dos más conocidos y mejor estudiados son la anandamida (ANA) y el 2-arachidonoylglicerol (2-AG).

Los receptores que se comunican con estos endocannabinoides se encuentran en las células de todo el cuerpo. Se han identificado dos tipos de receptores de cannabinoides: Los receptores CB1 y los receptores CB2. Los receptores CB1 se encuentran en el cerebro y en el sistema nervioso central, mientras que los receptores se encuentran en la piel, los órganos, los vasos sanguíneos y el tracto intestinal. Los receptores CB2 se encuentran principalmente en las células del sistema inmunológico.

Los cannabinoides end√≥genos se unen a los receptores CB1 o CB2, desencadenando se√Īales que indican que se requiere una respuesta fisiol√≥gica. Los cannabinoides pueden unirse a los receptores para hacer cosas como lanzar una respuesta inmunol√≥gica al dolor, aumentar (o disminuir) la producci√≥n de hormonas que regulan el estado de √°nimo, estimular la vigilia o la relajaci√≥n y la somnolencia. Y eso es s√≥lo la punta del iceberg. Dependiendo del tipo de c√©lula sobre la que se act√ļa a trav√©s de un receptor, y el cannabinoide end√≥geno particular que est√° desbloqueando ese receptor y esa c√©lula, puede tener lugar toda una gama de actividad biol√≥gica. Por ejemplo, la activaci√≥n de los receptores CB1 en el cerebro afecta a la forma en que el cuerpo metaboliza y almacena energ√≠a (tambi√©n conocida como calor√≠as).

Los cannabinoides de otras fuentes (los que se encuentran fuera del cuerpo, alias cannabinoides exógenos ) también pueden interactuar con el sistema endocannabinoide humano. Más sobre eso en un minuto.

Cuando te paras a pensarlo, es bastante sorprendente que este sistema haya pasado desapercibido durante tanto tiempo, dado lo amplio y significativo que es. Los cient√≠ficos descubrieron el sistema endocannabinoide a principios de la d√©cada de 1990, mientras investigaban los efectos del THC, uno de los muchos -y mejor estudiados- canabinoides que se encuentran en el cannabis. He escrito sobre los cannabinoides y sus distintos efectos en el sue√Īo.

Antes de este descubrimiento, no sab√≠amos que el cuerpo humano fabricaba sus propios cannabinoides, ni que ten√≠a un sistema interno que interactuaba con los cannabinoides ex√≥genos, es decir, los cannabinoides que se encuentran en otras partes de la naturaleza o que se producen sint√©ticamente. Desde ese descubrimiento inicial, los cient√≠ficos han determinado que el sistema endocannabinoide es antiguo, en t√©rminos evolutivos. Se remonta a una presencia en los organismos vivos hace m√°s de 500 millones de a√Īos.

C√≥mo afecta el sistema endocannabinoide al sue√Īo

Los ciclos sue√Īo-vigilia son una expresi√≥n de la homeostasis en acci√≥n, un equilibrio din√°mico y continuo de descanso y actividad que es esencial para la supervivencia, la vitalidad y la salud. El impulso homeost√°tico del sue√Īo del propio cuerpo trabaja junto con los procesos circadianos para movernos entre el sue√Īo y la vigilia a lo largo de las 24 horas del d√≠a. El sistema endocannabinoide influye en el sue√Īo de varias maneras.

Regula y modula los ciclos de sue√Īo-vigilia. Las investigaciones muestran que el sistema endocannabinoide juega un papel directo en el mantenimiento de los ciclos diarios de sue√Īo-vigilia, a trav√©s de una compleja serie de se√Īales celulares. Se ha demostrado que el receptor CB1 induce el sue√Īo y estimula la vigilia.

Puede afectar el sue√Īo . El sistema endocannabinoide ejerce una influencia continua sobre la cognici√≥n, las emociones y la conciencia en formas que los cient√≠ficos apenas comienzan a comprender. Probablemente por estas razones, este sistema parece influir en el contenido y la intensidad emocional de los sue√Īos.

Afecta a otras funciones biol√≥gicas que influyen en el sue√Īo . El impacto del sistema endocannabinoide en el cuerpo es enorme. Su trabajo afecta a la mayor parte del funcionamiento diario del cuerpo y a la salud subyacente. Sus efectos sobre estas funciones pueden llegar a influir indirectamente en el sue√Īo.

Estado de √°nimo. El sistema endocannabinoide ayuda a regular y estabilizar el estado de √°nimo y los niveles de estr√©s. El humor y el estr√©s, a su vez, tienen un enorme impacto en el sue√Īo. Muchos de nosotros estamos aprendiendo esa lecci√≥n de nuevo en estos d√≠as, ya que la pandemia aumenta el estr√©s y hace que las emociones sean m√°s vol√°tiles, lo que a su vez dificulta el sue√Īo.

Inmunidad. El sistema endocannabinoide tiene un conjunto de receptores, los receptores CB2, que est√°n principalmente conectados a las c√©lulas inmunes. A trav√©s de estos receptores, el sistema puede activar, suprimir y dirigir la funci√≥n inmune, incluyendo la producci√≥n de inflamaci√≥n. He escrito antes sobre la relaci√≥n entre la inflamaci√≥n y el sue√Īo, y c√≥mo demasiado de lo primero puede llevar a demasiado poco de lo segundo.

Percepci√≥n del dolor. Un creciente conjunto de investigaciones ha establecido que el sistema endocannabinoide es importante para regular la sensaci√≥n de dolor en el cuerpo. Tanto los receptores CB1 (basados en el sistema nervioso central) como los CB2 (basados en el sistema inmunol√≥gico) parecen estar involucrados en la percepci√≥n del dolor. Y se est√°n desarrollando terapias de drogas para tratar el dolor y la inflamaci√≥n, apuntando al sistema endocannabinoide. El dolor f√≠sico es un gran obst√°culo para el sue√Īo, y cuando el dolor es cr√≥nico, a menudo el insomnio tambi√©n lo es.

Otras condiciones de salud . El sistema endocannabinoide parece desempe√Īar un papel tanto en la patolog√≠a de la enfermedad como en la protecci√≥n de la misma para una serie de afecciones, incluidos los trastornos metab√≥licos, las enfermedades cardiovasculares, el c√°ncer y las enfermedades neurodegenerativas. Estos trastornos -desde la diabetes hasta la hipertensi√≥n arterial y la enfermedad de Alzheimer- pueden tener un profundo impacto en el sue√Īo.

C√≥mo interact√ļa el cannabis con el sistema endocannabinoide

Se ha demostrado que la cannabis, que contiene sus propios cannabinoides, afecta a muchos de los procesos fisiológicos en los que interviene el sistema endocannabinoide. Dependiendo de la variedad de cannabis, sus componentes pueden:

  • Inducir el sue√Īo, promover la vigilia y aliviar el insomnio (recientemente escrib√≠ acerca de c√≥mo el cannabis puede ser una terapia efectiva para los s√≠ntomas del insomnio)
  • Ayuda a aliviar el dolor
  • Afecta al estr√©s, altera el estado de √°nimo y promueve la relajaci√≥n
  • Producen cambios (a menudo estimulantes) en el apetito
  • Producir cambios en los aspectos de la cognici√≥n, incluyendo la atenci√≥n, el enfoque y la creatividad

Todav√≠a estamos aprendiendo c√≥mo el cannabis y sus propios cannabinoides producidos naturalmente interact√ļan con el sistema endocannabinoide humano. Es un proceso bioqu√≠mico complejo y din√°mico para desempacar. Estamos aprendiendo que diferentes cannabinoides interact√ļan de distintas maneras con el sistema. Por ejemplo, el THC, el cannabinoide asociado con el “subid√≥n” del cannabis -y tambi√©n objeto de mucha atenci√≥n por su valor terap√©utico- se une directamente a los receptores CB1 y CB2. Es probable que por eso el THC pueda tener un efecto tan v√≠vido en el cuerpo, desde provocar el hambre hasta aliviar el dolor y promover un estado creativo de conciencia.

El CBD, otro cannabinoide popular y bien estudiado que se encuentra en la cannabis, parece relacionarse de manera muy diferente con el sistema endocannabinoide. No se une a los receptores CB1 o CB2. Puede unirse a un tipo de receptor endocannabinoide que a√ļn no ha sido descubierto, pero no lo sabremos hasta que lo descubramos. El CBD parece cambiar la forma en que los receptores CB1 y CB2 del cuerpo interact√ļan con los cannabinoides end√≥genos que produce por s√≠ mismo.

Hay mucho que aprender aqu√≠, pero la existencia del sistema endocannabinoide revel√≥ una conexi√≥n fascinante entre la planta de cannabis y un componente b√°sico de la biolog√≠a promotora de la salud y el sue√Īo del cuerpo. Esta conexi√≥n puede ser la raz√≥n por la que la cannabis se ha utilizado con √©xito durante siglos en la medicina natural, y por la que la planta sigue estando a la vanguardia de la investigaci√≥n terap√©utica para el sue√Īo, el estado de √°nimo, el dolor y otros trastornos de la salud.