Saltar al contenido

La importancia del sueño para los jóvenes atletas que viajan

Para los niños que juegan en un equipo deportivo de viaje, el sueño debe ser una prioridad. No sólo es importante tener un buen sueño para el bienestar físico y mental, sino que dormir bien también puede mejorar las posibilidades de un joven atleta de hacerlo bien durante el juego. El sueño afecta positivamente a muchas áreas del rendimiento atlético, incluyendo la velocidad, la precisión y el tiempo de reacción.

Asegurarse de que los niños duerman lo suficiente mientras viajan para un juego también puede disminuir la posibilidad de que se lastimen en la cancha o el campo. De hecho, los niños que duermen menos de ocho horas por noche tienen 1,7 veces más probabilidades de lesionarse mientras practican su deporte, en comparación con los que duermen ocho o más horas. Utilice estos consejos para que su atleta se sienta descansado y saludable mientras está de viaje.

  1. Hacer los deberes sobre la marcha. Anime a los niños a terminar sus tareas mientras viajan al juego para que haya una tarea menos que revisar antes de dormir.
  2. Fomentar la siesta. Si un niño se marea demasiado para hacer los deberes en el autobús o ha terminado todos los deberes, anime a su hijo a dormir una siesta rápida. Una siesta de 30 minutos puede ayudar a su hijo a sentirse más fresco antes de un partido, pero no deje que la hora de la siesta vaya más allá de eso, ya que una siesta excesiva puede hacer más difícil que se duerma por la noche. Ponga una manta y una almohada de viaje en la bolsa de deporte de su hijo porque será más fácil quedarse dormido durante el viaje.
  3. Prepare las actividades previas a la cama. Es posible que su hijo esté demasiado emocionado después de un juego, especialmente después de una victoria, y que quiera hacer una fiesta de baile en lugar de relajarse y dormir en la cama. Ayuda con el viento durante la hora antes de acostarse con libros, rompecabezas y otras actividades relajantes.