Saltar al contenido

Pasado, presente y futuro del CPAP

Colin Sullivan,

M.B.B.S., Ph.D., FRACP

FUNDACIÓN NACIONAL DEL SUEÑO – Colin Sullivan, M.B.B.S., Ph.D, FRACP – el inventor de la presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) – recibió el Premio al Innovador del Sueño en la Cena Anual de Premios de la Fundación Nacional del Sueño durante la Semana Nacional de Concienciación del Sueño® 2009. Le pedimos al profesor Sullivan que compartiera sus ideas sobre el pasado y el futuro del CPAP.

¿Cuáles fueron algunos de sus momentos clave en el laboratorio, y cómo estos descubrimientos han cambiado el tratamiento de la apnea del sueño?

El momento crucial fue una noche de junio de 1980 cuando probamos por primera vez la idea de que la presión positiva, aplicada sólo a través de la vía aérea nasal, podría detener la apnea obstructiva. Aunque tuve la idea varios meses antes, en ese momento vimos muy pocos pacientes, así que tuvimos que esperar a un paciente apropiado para hacer los experimentos. El paciente en el que se hizo la primera prueba tenía una apnea del sueño muy grave y había sido atendido en el Hospital Real Príncipe Alfredo, donde yo era médico en la Unidad Respiratoria. Era tan severo que recomendé una traqueotomía como procedimiento urgente.

Sin embargo, él y su familia se negaron a la cirugía, pero estaba feliz de ofrecerse como voluntario para el experimento de presión. Montamos el circuito de respiración por la tarde, y luego usamos tubos de plástico y un sellador de silicona de fraguado rápido para proporcionar acceso a las vías respiratorias nasales. A los pocos minutos de la polisomnografía completa (PSG), el paciente se durmió y desarrolló una apnea del sueño severa y repetitiva. Incrementé gradualmente la presión del aire en el circuito, y de repente la apnea se detuvo y apareció la respiración normal.

Fue un resultado increíble. Mientras observábamos con asombro, el paciente entró en un sueño REM. Rápidamente decidí repetir el experimento bajando la presión y la apnea reapareció. Pasé por una serie de ciclos aumentando la presión y así literalmente “apagando” la apnea, y luego bajando la presión y “encendiendo” la apnea. No había ninguna incertidumbre o ambigüedad. El método funcionó.

El efecto fue tan claro y repetible, que la siguiente pregunta a responder fue ¿funcionaría toda la noche? ¿Podríamos usarlo como tratamiento? Decidimos dejar al paciente con la presión por el resto de la noche. Observamos como siguió durmiendo durante unas 7 horas, sin apnea, y con los patrones de sueño más extraordinarios. La respuesta del paciente al día siguiente fue igualmente emocionante. Estaba despierto y alerta por primera vez en años.

Ha habido muchos momentos cruciales desde entonces, pero este fue el comienzo de la era de la CPAP nasal. Durante los siguientes años hicimos muchos experimentos en los que utilizamos el método para demostrar y diseccionar los muchos resultados adversos que causa la apnea del sueño.

Aunque todo el mundo sabe que el CPAP nasal es un gran tratamiento, no muchos se dan cuenta de que sigue siendo un método extraordinario, elegante y experimental. El experimento que realizamos aquella primera noche de junio de 1980 ha sido y está siendo utilizado por numerosos grupos de investigación para desentrañar los mecanismos por los que la apnea del sueño causa tantos problemas médicos.

Hay otras pocas enfermedades en las que el evento clave subyacente (la obstrucción de las vías respiratorias superiores, en el caso de la apnea del sueño) puede apagarse y encenderse a voluntad. Lo que esto significa es que se pueden hacer mediciones (por ejemplo, de la función de los vasos sanguíneos, los niveles hormonales o la función celular) antes y después del tratamiento en los mismos sujetos, de modo que se puedan revelar los efectos precisos de la apnea del sueño.

Un gran número de estudios experimentales que utilizan este método han demostrado ahora que la apnea del sueño activa las vías celulares que causan la aterosclerosis, la hipertensión y muchos otros procesos patológicos. Estos estudios en curso son verdaderamente notables.

Otro momento crucial para nosotros es cuando probamos por primera vez la ventilación nasal durante el sueño usando el circuito CPAP y encontramos que…